miércoles, 6 de agosto de 2014

2º DIA, GANTE

Nuestra siguiente parada fue en Gante, dicen, cuentan, rumorean, que hay un eterno debate entre Gante y Brujas ( Brujas sera nuestra 3º parada de la cual os hablare en el siguiente post) yo, personalmente prefiero Brujas, sin quitarle a Gante su belleza, claro esta, pero para mi Brujas es, como decirlo, original! 

Antes de adentrarnos en esta maravillosa ciudad y a modo de consejo, deciros que hay gente que ve Gante y Brujas en un mismo día, por poder, claro que se puede hacer, pero yo os aconsejo, que le dediquéis un día como mínimo a cada una, porque se lo merecen ;)

Dicho esto, os comento un poco sobre Gante,es la ciudad universitaria por excelencia, ya que de los 250,000 habitantes 50,000 son estudiantes, una pasada, ademas, ha sido capaz de mantener su embrujo medieval y modernizarse al mismo tiempo. 


Comenzamos nuestra mítica ruta, para este día decidí ponerme un total denim en tono clarito con mis cangrejeras todoterreno aportándole color con mi minibolso coral, en la plaza Sint-Veerleplein, a la sombra del imponente Castillo de los Condes, llamado  Castillo de Gravensteen, creo que jamas había visto fortaleza con semejantes dimensiones, eso es un castillo y lo demás son tonterías, jaja, tan coqueto como compacto, y desde arriba puedes regalar a tus ojos una buena panorámica de las torres y el canal de un vistazo, es impresionante, ademas deciros, que ir a Gante y no ver esto, merecería la mazmorra o la guillotina ( que pueden verse dentro) no digo más.







Después de esta primera impresión, salimos y echamos una ultima mirada al Castillo ¡que castillo, por Dios! A unos metros mas adelante se extiende el Korenlei y Graslei, los primero puertos comerciales de Gante, ademas los edificios a ambas orillas son únicos y de una belleza imperecedera. Además es el lugar de encuentro por excelencia para disfrutar del sol y la compañía. 



Proseguimos por el Korenlei y subimos por la escalera al Puente de San Miguel,  aquí y solo aquí, repito, solo aquí teníamos todo el horizonte delante de nuestros ojos, así que nuestra cara fue esta :O nos tomamos nuestro tiempo para grabar esta imagen en la memoria, en la retina y nuestra cámara. Impresionante!!! 

Junto al puente, pudimos ver la Iglesia de San Miguel, se dice que iba alcanzar una altura de 138 metros pero nunca llevo a terminarse; el proyecto se reveló megalómano y los medios insuficientes, o eso dicen!
Con nuestra foto ya tomada y grabada en la memoria, pudimos seguir caminando e ir a admirar las 3 torres más de cerca. Así que continuamos por la primera torre, la Iglesia de San Nicolás, es una de las iglesias mas bonita de la ciudad.




Aun nos quedaban ganas de seguir caminando y nos dirigimos hacia la segunda torre mas alta, que es la Torre Belfort, el Campanario Municipal de 91 metros de altura, son unos 300 y pico escalones y ganas de subir no nos dieron, la verdad se ha dicha, aunque dicen que ofrece las mejores vistas de la ciudad, pero nosotros ya llevábamos en la memoria aquella estampa del horizonte de Gante. En lo alto del campanario se puede observar un dragón de mas de 400 kilos, vamos que el bicho no pesa, ja, y que es el encargado de proteger a la ciudad, no me extraña :P


El hambre ya comenzaba a picar, y con esa calor sofocante que hacia, una cerveza fresquita tampoco venia mal, así que decidimos irnos a comer, en Gante, cualquier restaurante es bueno, ya que nos es una ciudad tan turística como brujas o bruselas, y todo esta enfocado a la gente de a pie de allí. Mientras comíamos un buen plato de pollo con patatas, buenisiiiimo, nos amenizaron la velada la tuna, y es que "donde va triunfa" con el "Viva España" y "Clavelito" comimos como reyes, música española para nuestros oídos, jajaja! De postre como no, nos fuimos sin dudarlo a por nuestro deseado Waffle, ñam!




Con la barriga llena, las ganas de caminar eran mínimas, y nuestra mejor opción era un sitio fresquito y tranquilo, y decidimos visitar pues la siguiente torre, la Catedral de San Bavón, si si, creo que nunca hemos querido tanto el querer ir a una Iglesia, ese frescor, esa paz que se respira, pues si, era el mejor sitio para la post comida, hemos de reconocerlo

Giramos a la izquierda para tomar la Belfortstraat una de las avenidas principales y dejamos atrás el gran campanario y a esos edificios donde se aprecian distintos estilos en sus fachadas y llegamos a una de nuestras aliadas, la Iglesia de Santiago :) En los alrededores había un despliegue ferial impresionante, y es que claro, nos dijeron que ahí se encuentra el epicentro de las fiestas de Gante, diez días de festejos que se celebra todos los años en julio, y que casualidad que nosotros andábamos por allí, aunque mala suerte también porque no podíamos quedarnos, jops! Tras saludar a la figura de las fiestas de Gante, un músico que corona una pequeña escultura nos dirigimos a la Plaza Vrijdagmarkt donde nos encontramos a Jacob van Artevelde, señalando siempre hacia Inglaterra, se le conoce como el hombre prudente de Gante, que cosas!! 




De la Vrijdagmarkt se puede salir por varias calles y callejuelas, y divisamos desde el puente Zuivelbrug a Dulle Griet , que viene a significar algo así como Margarita la Loca, y diréis ¿quién sera ahora ésta? pues es un super cañón medieval de hierro forjado de un color rojo teja que sin quererlo llama la atención y que lleva en el mismo sitio 425 años, eso si sin haber lanzado ni un solo proyectil. A estas alturas una cerveza no nos vendría nada mal, y en las proximidades nos encontramos con la taberna cuyo nombre proviene del arma medieval tan curiosa de la que os he hablado, curioso el cañón (a este también se le podría llamar del colorado, por su color digo, ja) curiosa la taberna, sillas y mesas de madera, iluminación a todo color y una decoración fantástica, vamos, que nos llevo a invitar a tomarnos nuestra cerveza allí.
 






Esta cerveza nos dio fuerza para seguir callejeando un poco mas, y nos topamos con la famosa graffitistraatje conocida por la calle de los grafitis y no tan conocida por su nombre real. Es bastante curiosa, ya que es uno de los espacios donde el Ayuntamiento de Gante permite que se pinten las paredes con dibujos, evitando así que el resto de la ciudad con esos edificios antiguos y de historia se manchen como se suele decir de arte urbano, muy buena propuesta :)





Tras haber dado un gran rodeo para visitar toda la ciudad, volvimos a la plaza Sint-Veerleplein, desde allí quisimos disfrutar un poco mas del paisaje, de esas casas a orillas del canal, y para despedirnos a lado y lado del puente, pudimos encontrar la lonja de la carne y la lonja del pescado, ambas muy curiosas, donde encontramos todos los productos típicos de Flandes Oriental, desde el jamón de Ganda ( nada que ver con nuestro jamón de pata negra, todo hay que decirlo) hasta los cuberdons. Con este apertura de apetito decidimos retornar a nuestro punto de partida, Bruselas, donde nos deleitamos con un super cucurucho de patatas fritas y una buena cerveza para conciliar el sueño.
Espero que os haya gustado!!!!








Muchas gracias por visitarnos, os esperamos en el siguiente post ;)


4 comentarios:

  1. un post precioso y las fotos aun mas, me ha encantado

    http://www.sibaritismosdeinma.com/

    ResponderEliminar
  2. Q BONITO...ADEMAS ME VIENE DE PERLAS...ME VOY MAÑANA UNA SEMANA A CONOCER BELGICA :p

    ResponderEliminar
  3. Genial! Te gustará, aun nos faltan dos sitios mad post postear Brujas, que es espectacular, sin palabras y Amberes! Decirte que disfrutes y que merece la pena además de la magnífica cerveza! ;) un saludo

    ResponderEliminar
  4. que castillo mas divino, cada vez que lo veo me enamoro, pasaba a deciros que en mi fanpage ire colgando fotos del evento, a la vez que los post.

    ResponderEliminar